miércoles, 20 de enero de 2010

Dia dos esta comida no da esperanza de nada

Día 1, domingo 17 de enero, el hambre me despierta pero me doy cuenta que olvide cambiar los dólares por rupias, bajo al lobby para preguntar por una casa de cambio la persona que atiende me dice que por hoy domingo no es posible y que tendré que esperar hasta el lunes, regreso a mi cuarto con mas hambre, mi única esperanza es Eder, el otro mexicano que esta aquí para el mismo proyecto que yo, tomo el teléfono le marco y me dice que en media hora pasa por mi.

Escucho el timbre abro la puerta y era Eder, se presenta, le entrego los dulces mexicanos que me encargo, alcanzo a observar en su mano algo que se parece a una Biblia (ya valió un freak apagado y sin actitud pensé), me dice que tiene que ir a una reunión de su religión (lo que medio confirmo mi teoría) y que regresaría al rededor de la una de la tarde para salir a conocer un poco, le digo que no traigo dinero y me da 200 rupias para desayunar.

Baje al restaurante del hotel donde hay un desayuno buffet por solo 120 rupias algo así como 35 pesos (aun me cuesta trabajo la conversión, solo se que tengo que dividir la cantidad en rupias entre 3.5 y eso es la cantidad en pesos, no quiero hacer cuentas ni pienso usar calculadoras ), pase de casuela por casuela, nada de eso tenia cara conocida, olía a rayos y no se a que sabían, no quería investigarlo yo solo, así que decidí por las papas fritas con dos huevos cocidos eso fue lo único que conocía, eso no me lleno, regrese por dos platos de sandia, enfadado con la comida regrese a mi cuarto a esperar la hora en que regrese Eder.

Por fin llega Eder, el ya tiene mes y medio acá en Bangalore (de verdad no se como se animo a venir solo) lo que quiere decir que estará otro mes y medio aquí, y peor aun lo que quiere decir que yo estaré un mes y medio solo. Abordamos un autobús afuera del complejo de la empresa para dirigirnos a la ciudad.

-quien te dijo que ruta tomar we?
-pues nadie.
-entonces como sabes cual tomar? si las letras esas raras ni se entienden
-pues aprendí subiéndome y perdiéndome

(que valor de verdad, pensé)

La verdad el camión al que subimos no le pide nada a ninguno de las rutas de San Pedro, es decir son unidades climatizadas, nuevos y se podría decir que casi limpios, aunque eso no ayuda mucho a combatir el cóctel de olores que se perciben dentro del camión, cuando llegamos a la ciudad vi los otros camiones, esos que son viejos de los años 60s muy coloridos pero muy sucios y contaminan mucho, esos que van escupiendo gente por las puertas.

Nota: en India se maneja por el lado derecho herencia de la conquista británica.

Si tu te crees muy extremo o muy aventurero y estas necesitado de adrenalina te invito a que vengas a Bangalore a cruzar la calle, así es, cruzar la calle es todo un arte o aventura no se como definirlo, tal vez la palabra peligro encaje bien en la definición. Como ya he mencionado casi no hay semáforos y los conductores no respetan las líneas que dividen los carriles de las calles cada quien se mete por donde quiera, pero los peores son los motociclistas esos no tienen perdón de Dios, yo me espante cuando en monterrey estuvieron a punto de atropellarme un par de veces por que me aventaban el carro, pero aquí tal parece que les darán un premio a quien atropelle mas personas así que los motociclistas te avientan la moto pase quien pase.

Cuando por fin cruzamos la calle caminamos un poco y llegamos a una plaza, según Eder es una de las mas fresas de aquí, a mi me pareció una especie de parian con cines y con miles de gentes saliendo como hormigas, nos dirigimos a un cajero a retirar dinero 5000 rupias algo así como 1400 pesos según Eder (insisto no quiero sacar la cuenta). En el Segundo piso había un restaurante donde llegamos a comer, el nombre me daba un poco de esperanzas era algo así como no se que demonios británico (carne fue lo primero que pensé), entramos me di cuenta que el lugar era un vagón de un tren de los años del caldo, de verdad eran vagones de un tren dentro del local del primer tren que circulo en India según cuenta la historia, según Eder aquí están traumados con los trenes y muchos restaurantes son vagones reales de trenes que adaptan para hacerlos restaurantes.

Eder pidió un platillo para los dos, era carne de cordero la cual estaba muy picosa debido a los miles de condimentos con que cocinan (y que por cierto me irrito el estomago), la carne la acompañamos con unas como tortillas de harina que es con lo que comen aquí y una bebida que se llama fresh lime que es como una limonada mineral pero no tan dulce, la verdad esa bebida esta muy rica de lo poco rescatable de lo poco de la cocina india que he probado. Todavía no terminábamos de comer cuando ya nos estaban corriendo debido a que en India los restaurantes trabajan de 12 del día a 4 de la tarde, cierran y vuelven a abrir hasta las 7 de la noche.

De ahí fuimos a un super Mercado a buscar unas cosas que Eder necesitaba, pollo, chile, harina de maíz, todo me sonó familiar. Eder quiere cocinar enchiladas para los Indios, aquí la comida Mexicana es una cosa exótica, la aman y están traumados con ella (yo me pregunto, de cual comida Mexicana? La gran mayoría de la comida Mexicana usa carne es decir no es vegetariana) así que puedes encontrar muchos recetarios de cocina Mexicana en las librerías, puedes encontrar una pizza pseudomexicana de dominos. Terminamos la búsqueda no compramos nada y regresamos a el complejo.

-A ver si vemos a Gabriel y a Jerry (jefes a nivel medio en nuestra oficina de México) fueron a Mysore (otro complejo de la empresa que esta a 3 horas de aquí) pero hoy regresan- Dijo Eder.

Me fui a mi cuarto a tontear en Internet hasta que sonó el timbre de mi puerta, era Eder:

-Me hablaron Gabriel y Jerry que si vamos a cenar.

Bajamos al lobby a esperar a los otros mexicanos, salimos y caminamos unos cuantos de cientos de metros, al lado del complejo hay un hotel de lujo el cual tiene un restaurante internacional en el que puedes encontrar carne de res, yo la verdad dudo de la precedencia de la carne aun así me cene una lasaña a la boloñesa y un par de budwisers todo por solo 1011 rupias, la verdad todo estuvo muy decente yo quería seguir pisteando pero decidieron por pararle ahí y regresar a descansar, regrese a mi cuarto a dormir, mañana será mi primer día de trabajo y no quiero llegar tarde, no tendría perdón de Dios si lo hago ya que mi oficina esta a dos edificios de mi hotel dentro del mismo complejo, así que no quiero comenzar con el pie izquierdo.

P.D. mi camarada el mexa no resulto ser un freak como lo pensé es un wey desmadrozo igual que muchos solo que va a la iglesia de alguna religión extraña,

2 comentarios:

Kat dijo...

podrias poner otro dolor de letra me cuesta un poco leerla correctamente

bueno gracias

Kat dijo...

perdon era color no dolor de letra jajajajaj :P