lunes, 28 de septiembre de 2009

no te parece romantico?

Su nombre es Guillermo, siempre lo podías encontrar sentado en la misma mesa a partir de las 6 de la tarde, en el café del jardín del barrio de Triana, siempre acompañado de una tasa da café caliente aunque tardaba horas en tomarla por completo, decía que tenia lengua de gato, no podía beber cosas hirviendo.

A veces se le veía concentrado en la lectura, otras veces inspirado escribiendo, tal vez tomaba su inspiración por la magia del lugar, rodeado de aquel templo barroco construido de cantera rosa y con mas de 200 años de edad, el jardín con todo y la brisa de sus fuentes refrescaban el ambiente, los restaurantes y cafés expedían una gama de olores que eran un deleite para su olfato.

Al caer la noche caminaba varias cuadras hacia el andador J. ahí siempre se veía en el bar con un grupo de amigos, ahí bebían, filosofaban, fumaban y a veces conseguían mujeres interesadas en el estilo de vida de Guillermo, mismas que calentarían su cama por solo esa noche.

El siguiente martes parecía ser uno como cualquier otro, llego al café se sentó en la misma mesa de siempre pidió su café y comenzó a escribir….hasta que algo repentina mente exigió su atención, un rico y delicioso aroma, pero de donde provenía? Se cuestionaba, giro su cabeza y ahí estaba, era Jimena caminando y dejando el aroma a Bright Crystal, irradiando una estela de luz al caminar, con su pelirroja cabellera ondulada que descansaba en sus hombros, el vestido que portaba dejaba ver sus largas y finas piernas mismas que arrebataron el aliento a Guillermo, el guardo la imagen en su memoria y siguió escribiendo.

Llegada la noche emprendió camino al bar de costumbre, cerveza platica, porro, cerveza más plática, y a dos mesas de el ahí estaba Jimena, esta vez no resistió, tenia que hablar con ella, y así lo hizo, llego a su mesa y se presento, el quedo fascinado con la rara belleza de Jimena. Al salir del bar caminaron por todo el andador, las luces le daban un toque especial al lugar.

- no te parece romántico?
- Que tiene de romántico???
- No se, la noche el lugar las luces las estrellas
- Mas romántico me parece morir por alguien.


Esa noche como era de esperarse Jimena acepto acompañar a Guillermo a su casa y acostarse con el, fue una noche memorable. Al amanecer Jimena salio de la casa de Guillermo sin decir nada, sin dejar numero de teléfono sin dejar dirección y sin dejar rastro.

Durante días Guillermo se sentaba en la mesa de aquel café, esperando volver a ver a Jimena, iba al bar y la buscaba entre la gente, pero Jimena nunca aparecía, el no podía sacarse de la mente los momentos que pasaron juntos que aunque fueron pocos, fueron muy intensos. Durante todos esos días parecería que la inspiración se había ido, no conseguía escribir nada, no le apetecía leer, no iba a impartir los talleres, poco a poco sentía volverse loco.

La ansiedad y ganas de ver a Jimena consumían poco a poco a Guillermo como cuando un adicto necesita su droga y no la tiene.

Un día Guillermo dejo de ir al cafre y al bar, lo que pareció raro a sus amigos, tras dos días de ausencia Ernesto decidió ir a buscar a Guillermo a su casa, llamo a la puerta pero no abrió nadie, todo parecía raro y opto brincarse a la casa para ver que todo estuviera bien, cuando logro entrar a la recamara de Guillermo lo encontró tirado muerto en un inmenso charco de sangre, reporto los hechos a la policía.
Cuando la policía y los peritos llegaron al lugar comenzaron a inspeccionar la zona, tomaron fotografías del lugar y todo lo que se considerara evidencia, junto al charco de sangre se encontraba un mueble y debajo del mueble salía lo que parecía ser el mango de un cuchillo, efectivamente era el arma con la que Guillermo abrió sus muñecas, cuando el perito se agacho para tomar el cuchillo mas hacia adentro se distinguía un papel amarillo, de esos que se utilizan en las oficinas para dejar mensajes, la nota decía:


“eres lo mejor que ha sucedido en mi vida en mucho tiempo, llámame atte. Jimena 5343093”

Jimena al irse de la casa de Guillermo dejo una nota con su teléfono, pero al abrir la puerta del cuarto la nota voló y cayo al suelo debajo del mueble, donde Guillermo no pudo verla a tiempo.

2 comentarios:

aLeMaNeR dijo...

muy chingon relato we, me engancho y sin saber que era de tu autoria...
Saludos

alheli mtz dijo...

yo pensé que terminaría, con algo escrito por el... algo así de...

"para ti, lo más romántico que jamás podre volver a hacer..."

Guillermo

like it jeje